+
To enter you must be over 18 years old
Are you of legal age?
Yes
No
We are sorry, but you cannot access because you do not meet the required age.
Perfect! Now you just have to accept the cookie policy.
Accept these cookies
Cancel
These settings will be kept for 24 hours
Accept all cookies
Cookie settings
0
news
9 de April de 2019
Bodegas de Jumilla y sus vinos

Largo es el romance de Jumilla y sus gentes con los vinos de jumilla. Cuentan los estudiosos de la historia que las raíces de esta intensa relación llegarían hasta muchos años antes de la romanización de la Península Ibérica.

Así lo probarían los innumerables restos arqueológicos y utensilios encontrados en la zona. Estos utensilios se remontan a la España de los Iberos que, quién sabe si por influencia de los comerciantes fenicios, comenzó a desarrollar una intensa actividad en el cultivo de vides y olivos que aún perdura en nuestros días. Se encuentran en el basamento mismo de nuestra cultura mediterránea.

Pero para entender el porqué de la abundancia de bodegas de Jumilla hay que dar un salto en el tiempo, arribando al siglo XIX. En esta tierra de inviernos fríos y secos, y veranos de extremo calor, cada casa elaboraba sus propios vinos. La elaboración a partir de una variedad muy resistente a las inclemencias del clima y a la falta de lluvias, conocida como “monastrell”. En Bodegas Bleda aún mantenemos una de las enormes prensas que se utilizaban en esas legendarias elaboraciones caseras.

Y parece que a nuestros ancestros jumillanos se les daba bastante bien hacer vino. Tanto que algunos avispados le pusieron dedicación, y terminaron abriendo un importante canal de ventas con Francia de mosto y vino.

El golpe de suerte definitivo vendría con la filoxera. Causó estragos en todo el continente europeo, incluida la Península Ibérica. No afectó a las vides de la zona de Jumilla. Debido a que en sus suelos arenosos la plaga no prospera. Esto desencadenó una intensa actividad vitivinícola en la zona, encontrándose en estos días el origen de muchas de las bodegas de Jumilla, entre ellas, Bodegas Bleda.

LAS BODEGAS DE JUMILLA

Los negocios de base familiar en su mayoría, tomaron consciencia del gran potencial que les ofrecía su peculiar terruño. Comenzaron a interesarse por el desarrollo tecnológico en las elaboraciones. Ya comenzado el siglo XX, y fruto de este interés en potenciar la calidad de los vinos de Jumilla, en 1910 se fundó la Estación Enológica de Jumilla. Nació con el objetivo de asesorar en las técnicas de cultivo del viñedo, en la elaboración de vinos y realizar investigaciones para la mejora de las vides.

El origen de Bodegas Bleda se remonta precisamente a aquellos primerísimos años del siglo XX. Fruto de la unión por lazos familiares de algunas de aquellas pequeñas bodegas de Jumilla. Conscientes de las bondades de los frutos de esta hermosa tierra. Estos fueron pergeñando con esfuerzo y dedicación el actual panorama vinícola de la zona.

COMO CURIOSIDAD DESTACABLE

Bodegas Bleda fue la primera bodega de Jumilla que apostó por comercializar el vino en botella de vidrio. Por increíble que ahora pueda parecernos, no siempre ha sido así. Y gracias a esa osadía, uno de los vinos más antiguos de Bleda, nuestro vino Oro Viejo, se alzó con la medalla de oro otorgada en la Exposición Universal de Barcelona del año 1929, medalla que conservamos con orgullo en nuestra sede, en la que también pueden admirarse algunos de los antiguos instrumentos utilizados para la elaboración del vino a comienzos del pasado siglo. Posteriormente, Bodegas Bleda sería una firme defensora de la calidad de los vinos jumillanos ante el Ministerio de Agricultura, influyendo decisivamente junto a otras bodegas de Jumilla en la creación en 1966 de la DO Jumilla, que es una de las más veteranas de España.

Hoy en día, los vinos de Jumilla ostentan un notable reconocimiento internacional. Nos enorgullece que nuestra familia haya sido partícipe y protagonista de aquellos acontecimientos que llevaron a que decir “Jumilla” sea decir “vino”.

Como decía nuestro predecesor Don Antonio Bleda, en quien siempre buscamos inspiración para seguir adelante, “al pan, pan, y al vino, ¡Bleda!”.

22 de February de 2019
DO Jumilla, historia de una gran denominación

Lo primero que haremos, será situar Bodegas Bleda para posteriormente tratar la DO Jumilla. Bodegas Bleda se encuentra dentro de la D.O.P. Jumilla. Y bien, ¿qué es la DO Jumilla?

Debemos saber el significado preciso de Denominación de Origen Protegida. Para ello tomamos la definición que nos ofrece El Reglamento (CE) 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012.  Los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, que establece la definición de Denominación de Origen Protegida. Así, en dicho Reglamento se define una DOP como:

“Un Nombre Que Identifica Un Producto:

  • Originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país,
  • Cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él.
  • Cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida.”

La Denominación de Origen Jumilla está situada en el Sureste español. Una zona caracterizada por amplios valles y planicies, marcados por montañas. Es una zona de transición entre el Litoral levantino del Mediterráneo y la meseta castellano-manchega.

Alberga la producción en dos amplias zonas. El municipio de Jumilla, situado en la provincia de Murcia, en el que se encuentra la sede del Consejo Regulador. También se encuentran los municipios de Montealegre del Castillo, Fuenteálamo, Ontur, Hellín, Albatana y Tobarra, situados en la provincia de Albacete.

La zona de producción de la DO Jumilla comprende territorios de notable altitud. Por otro lado,  extendiéndose las plantaciones de viñedo desde los 320 a los 900 metros sobre el nivel del mar, con un relieve constituido por serranías no muy elevadas.

 

Denominación de origen protegida Jumilla

Posee unas 25.000 hectáreas de viñedo, de las cuales el 40% se encuentran situadas en el municipio de Jumilla, agrupando a casi 2.000 viticultores. Posee más de 40 bodegas inscritas; de éstas alrededor del 80% comercializan vino embotellado, encontrándose el 70% de estas bodegas en el municipio de Jumilla.

La DO Jumilla posee una tradición vinícola importante desde siglos pasados. Además desde la romanización hispánica, la vid era cultivada en este territorio. En Jumilla se han encontrado los restos de vitis vinífera más antiguos de Europa (año 3.000 a.C.). Como utensilios y restos arqueológicos, como los pendientes de oro íbero con forma de racimo de uva que están fechados en el siglo IV a.C.

Estos y otros hallazgos, han llevado a los expertos a cifrar en más de 5.000 años la antigüedad de la tradición vitivinícola de esta comarca que forma la DO Jumilla.

Historia del siglo  XX

A principios del siglo XX, en 1910, se creó la Estación Enológica, con el objetivo de asesorar en las técnicas de cultivo del viñedo. La elaboración de vinos y realizar investigaciones para la mejora de las vides. A día de hoy es el  Laboratorio Regional Agrario y Bodega Experimental, que colabora con el Consejo Regulador.

Por otro lado, con el paso del tiempo, fueron aumentando los esfuerzos para mejorar la calidad de los vinos, efectuándose estudios e inversiones.

Sin embargo, a mediados del siglo pasado estos esfuerzos se vieron recompensados, obteniendo así el reconocimiento por parte del Ministerio de Agricultura como Denominación de Origen. Jumilla se ha convertido en una de las Denominaciones de Origen más antiguas de España, con regulación desde 1966.

La DO Jumilla cuenta con el Consejo Regulador, que desempeña las funciones de la defensa de la Denominación de Origen, hace que se cumpla su Pliego de Condiciones, así como fomentar y controlar los vinos amparados por la DOP Jumilla.

01- 015- 016- 017-